Personajes de domingo a media noche

Padre e hijo empujando un carrito del súper. El popular mimo que habla, caminando a media calle en pleno centro de la ciudad, ahogado de borracho. Una gran camioneta acercándose trepidando iluminando arriba abajo, tripulada por un hombre grande y una mujer más grande con rasgos y aretes enormes. Alguien que dedicó su último aliento del día a pintar una pared.
***
La persona con la ficha número 666 decidió perder su turno en el banco. Su decisión acortó mi espera un par de minutos. Quizá ese personaje afortunado se arrepentiría de enterarse que lo llamaron a la ventanilla 6.
-Ficha 666 a la caja 6.
Tal vez rompió su ficha y pidió la 667. Quizá dejó la visita bancaria para otro día; y tal vez, aunque es improbable, nuestro personaje actuó bien y su decisión lo ha librado de una catástrofe.

7 comentarios:

  1. Hola

    He visto tus monitos en algunos espacios y pasé a visitarte... y de paso a declararme admiradora de tu ingenio!
    ERES BRILLANTE!!

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. che gracias, cuánta generosidad.

    ResponderEliminar
  3. El popular mimo siempre habla solo porque todos le tenemos miedo. Debe ser triste ser ese mimo tan popular

    ResponderEliminar
  4. Antes, el diablo te retaba en ajedrez. Ahora te obliga a pagar trámites.


    Por otro lado, ese carrito de súper se debió dar la divertida (o la encabronada) de su vida.

    ResponderEliminar
  5. Tonto Simón: Ese tipo es para salir corriendo. Todo un borrachín.

    Maguito: Bueno, está mejor el andaluz que no sabe qué hablamos en México.

    Tapetazo: Los caminos del diablo son misteriosos.

    ResponderEliminar
  6. Lo más emocionante de todo es que este post tenía exactamente 6 comentarios, buuuuh.


    (pero creo que ya lo arruiné... tal vez he librado a tu blog de una catástrofe)

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio

Caricaturista de Puebla./ La Caricatura en Puebla.