Adiós maestro

9 comentarios:

  1. Los que no somos moneros, tambien estamos tristes.

    ResponderEliminar
  2. Sniff.

    Siempre tendremos a Boogie el Aceitoso.

    Seguro ahora está en un mejor lugar.

    Sniff.

    ResponderEliminar
  3. El mundo será un lugar menos aceitoso sin él.

    ResponderEliminar
  4. No llores, Ritx, dibuja.


    Qué grande era.

    ResponderEliminar
  5. No fueron los únicos, aunque parezca mentira. Yo vi a varios moneros llorando, cuyos nombres mantendré en el anonimato por su propio bien.
    Pero qué tristeza, empero...

    ResponderEliminar
  6. Deja un gran vacio, el negro Fontanarosa.

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio

Caricaturista de Puebla./ La Caricatura en Puebla.