Hierbabuena

Actualización. La hierbabuena tiene una plaga. La hierbabuena es mi consentida de todas las plantas. De verdad, la amo como la mascota que nunca tuve. Alguna vez tuve un pez, Noé, pero saltó al suelo al segundo día, el maldito. Creo que Noé no puede ser medida de amor alguno. Uno tiene que poder acariciar, oler al objeto de su amor. Prepararse mojitos con él. Quitarle la lombriz.

11 comentarios:

  1. Wow. Se invierte al darle click.

    ResponderEliminar
  2. ¿estaba tan buena la hierba?

    ResponderEliminar
  3. Mmmm...mojitos. Como no descubrí este blog antes?

    ResponderEliminar
  4. Hmmm. Oler, acariciar, sí.

    Mi pedo con los mojitos es que me los chupo en chinga. Qué miedo!


    Y yo también tuve un pez suicida. Y en mi mamonez puberta le puse Kepler. Pobre cabrón.

    ResponderEliminar
  5. gran fornicador: ya lo conocías gran fornicador, ya lo conocías.

    xamirú: kepler, noé... mamonez puberta pura.

    ResponderEliminar
  6. anoche volví a ver Inland Empire por tu culpa. Gracias por recordarme comprar el Financiero el lunes pasado.

    ResponderEliminar
  7. ¿se te enfermó la hierbabuena? No te preocupes, prontito volveré para acariciarnos, olernos y curarla juntos.
    Te amo

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio

Caricaturista de Puebla./ La Caricatura en Puebla.