El sueño dorado

Contaré lo que soñé. Chocaba un Jetta blanco que me habían prestado. Se ponía la luz roja en el semáforo, pero no podía frenar a tiempo. En mi sueño el freno de un Jetta era menos potente que el de un Ford Ka. Entonces dejaba el auto estacionado -era de noche- y debía juntar dinero para arreglar los faros estrellados del Jetta. Hacía la cuenta de mis ahorros -esos sí, datos reales- y no me alcanzaba.

Entonces pasó lo que pasa en los sueños. El macguffin, el objetivo de reparar los faros estrellados, me dejaba una sensación de inquietud, pero durante el sueño no hacía algo para remediarlo. En cambio salía a caminar y me consolaba la idea de que el automóvil estaba afuera de un restorán, donde lo vigilaría el valet parking. Lo siguiente que pasaba era que estábamos en un festival de cine en plena central de autobuses. Mi amigo Luisito presentaba una animación y todos aplaudíamos.

Es el argumento imposible de Raúl Ruiz. Una película que no sólo empieza de cualquier modo, sino que está compuesta únicamente de comienzos. De hecho se podría hacer una película así. Sólo se necesita un personaje que diga: "Soñé que tenía que encontrar un tesoro y durante el sueño nunca lo busqué".

10 comentarios:

  1. Gracias por la visita, Luis Ricardo. No sé por qué razón, pero los conductores de Jetta son cafres en la realidad, y no me extraña nada que lo sean también en sueños.

    ResponderEliminar
  2. Yo, a fuerza de mujeres encantadoras, he cambiado un poco mi punto de vista acerca de los jettas, plateados y de algunos otros colores. Creo que es un complot de volkswagen para hacerme cambiar de parecer respecto a ellos. Aunque sigo convencido de que nada más compraron a Audi para hacer versiones chafitas de los coches de esa otra marca, como el mismo Jetta y el Passad. No sé, estoy confunidido. Pero una chica más y me convencen.

    ResponderEliminar
  3. yo he comido limones en nueve estados diferentes de la república...

    en sueños, solamente. lo peor es que en esos sueños mi objetivo era irme a bañar.

    ResponderEliminar
  4. ya extrañaba tu blog
    :D
    saludos

    ResponderEliminar
  5. indudable: los frenos del ka son mejores que los del jetta.

    ResponderEliminar
  6. clap clap clap (aplausos respetuosos)

    ResponderEliminar
  7. HOLA LUIS RICARDO, ACABO DE DESCUBRIR TU BLOGG Y ES GRANDE ¡YEA!. OYE, VI TU ENTREVISTA CON LA ORUGA, ¿DÒNDE SE PUEDE VER EL DOCUMENTAL WEDDING?. SALUDOS.

    ResponderEliminar
  8. pedro miguel. es parte de una dimensión hermosa y desconocida.

    rf. lo más importante es que el auto no traiga un conductor tlaxcalteca dentro. esos son muy peligrosos.

    sirako. si en tus sueños te caen limones, aprende a hacer limonada.

    dada 1800. hombre, un gustazo.

    hugo. ¿verdad, VERDAD?

    tamara blue. claro, luisito es un capo.

    penélope glamour. y yo me quito el sombrero respetuosamente.

    hola anónimo. se puede ver en el festival "aquí y en corto" en puebla. en cuanto salga el programa, lo subo. lo mejor será ponerlo visible en el youtube. ¿no será muy pesado, dura 20 minutos?
    la estrella es rf. comentarios arriba.

    ResponderEliminar
  9. yo manejo un jetta blanco, no soy cafre, no soy tlaxcalteca.
    lo curioso es que mi hermana, a la cual no le hablo dede hace un par de años, tiene un ka.

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio