Se fue sin dejar rostro

3 comentarios:

  1. ¿Y ahora con cuáles ojos la vamos a buscar?

    ResponderEliminar
  2. con los del monstruo de El laberinto del fauno.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, con el tiempo olvidamos los rostros y esa frase tiene sentido

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio