Atardecer detrás de la ruta 7B


En el trayecto durante el cual tomé esta foto, un grupo de niños viajaban en el transporte escolar y venían haciéndome gestos.  Con un ojo al camino y otro a la cámara, fijé el foco, puse el flash, saqué el brazo izquierdo por la ventanilla para fotografiarlos. Ellos fueron más rápidos para esconderse, pero esa foto hubiera sido la mejor del rollo.

Vimos también que uno puede manejar a través del viewfinder de la cámara, si ésta es la Yashica Electro, pero no tanto si es la Olympus XA. También agradecimos, por vez excepcional, que el auto de atrás nos eche las largas para iluminar el plano intermedio.

Archivo en precipicio