SueƱos

Buscaba monedas de diez pesos entre las butacas, tiradas entre los adoquines, increĆ­blemente ignoradas por los demĆ”s. Mis bolsillos estaban llenos y sonaban las monedas. Ese era en el sueƱo la razĆ³n de toda mi alegrĆ­a.
***
En la realidad hay otras cosas, que pasan por el campeonato de apertura.

Foto de Manuel Vela