Las vueltas que da la vida

Doy de vueltas por la casa a las tres de la ma├▒ana, con mi hija en brazos para dormirla, s├│lo porque miles de a├▒os atr├ís nuestros antepasados eran n├│madas. Seg├║n esta l├│gica, dentro de diez mil a├▒os los padres simular├ín estar en un macdonalds y sus hijos en una cama de pelotas, conceptos que no entender├ín del todo; pero s├│lo fingiendo estar en esas condiciones todos ellos alcanzar├ín la paz necesaria para poder dormir.