Defendiendo "El despertar de la Fuerza", o casi

Star Wars es súper buen legado fantástico, me encanta compartir esa emoción con todos los jóvenes cinéfilos. No es que no veamos los cabos sueltos, es que estamos muy ocupados "sintiendo". Es indescriptible la sensación de ver a Han Solo, treinta años después, todavía timando incautos. Así se sentirá cuando veamos a Michonne y Rick en 2045 partiendo cráneos, cuando la pequeña Judith se haga llamar "Ass Kicker"... Pero imagínate eso en la pantalla grande, imagínate ir con tus mayores y comer de contrabando en la sala oscura del Cine Puebla o del Arcadia- toda la noche, donde vi el Kill Bill. Todavía hoy, cuando se apaga la última luz de sala, paso saliva, ahora mismo me eriza un poquito la piel.

 

/Zoom/

Si quieren completar su almuerzo fantástico ochentero, lo que sigue es La historia sin fin, la saga del dragón de Bruce Lee, el Blade Runner, el planeta de los simios e Indiana Indiana... (¿Olvido algo?)
En mi caso, los noventa fueron más exquisitos, pero namedroppear no vale en este momento, porque todo comenzó con churros emocionantes, un enfermo metido en el cuerpo de uno como dromedario para que no muriera de frío, la estatua de la libertad enterrada en la arena y un bar donde te sirven sesos de chango en su propia cabeza.
Mi mamá nos llevaba al cine después del dentista. Carajo, amo a los dentistas.










Luis Ricardo Ramos

Cuando entré al doctorado

Actualización: ahora salí del doctorado sin concluir y paso las tardes con mis hijas.

tremendo trabajo de luis ricardo conacyt








Luis Ricardo Ramos

El libro de matar

Íbamos a bañarnos mi pequeña y yo (2 años). Por ahí andaba su libro que se puede mojar, uno acolchonado de plástico. Ella lo vio y dijo: "El libro de matar".


En mi cabeza se oía, casi estoy seguro, "te doy una canción con mis dos manos, con las mismas de matar". La vi y le sonreí intrigado. Repasé la historia del librito, un elefante que se baña. Estaba seguro de que ningún personaje se muere, sólo se salpican agua.

--¿De matar?
--De matar mosquitos.
--Ah sí, amor.
Y matamos un zancudo con la contraportada acolchonada.

Luis Ricardo, colorful joy mexico, odd, bizarre, surreal, illustration

Sweet Jane, concierto filmado por Julien Schnabel



Sweet Jane

Standin' on a corner,
Suitcase in my hand.
Jack's in his corset, says to Jane, who's in her vest,
Me, babe, I'm in a rock n' roll band.
Friday night, s a picture show,
Those were different times.
And the poets studied rules of verse,
And all the ladies rolled their eyes

Sweet Jane, Sweet Jane, Sweet Jane

Now, Jack, he is a banker,
And Jane, she is a clerk.
And the both of them are saving up their money...
Then they come home from work.
Sittin' by the fire...
Radio just played a little classical music for you kids,
The march of the wooden soldiers
And you can hear Jack say

Sweet Jane, Sweet Jane, Sweet Jane

Some people like to go out dancing
And other people, (like us) they gotta work
And there's always some evil mothers
They'll tell you life is full of dirt.
And the women never really faint,
And the villans always blink their eyes.
And the children are the only ones who blush.
'Cause life is just to die.
But, anyone who has a heart
Wouldn't want to turn around and break it
And anyone who ever played the part
He wouldn't want to turn around and fake it

Sweet Jane
Songwriters: LEWIS ALLEN REED, LOU REED
Sweet Jane lyrics © SONY ATV MUSIC PUB LLC

Comprendo a los anarquistas

En la autobiografía de Luis Buñuel se dedica un pequeño apartado a la guerra civil española. Buñuel hace algunas críticas a los anarquistas. Les reprocha separarse del frente para beber por las noches, pagar con bonos sin valor esas botellas y especialmente un asunto interesante. Les echa en cara su tarea de recuperar algunas casas abandonadas y expropiadas para "vivir su utopía", mientras a unos cuantos kilómetros se mantenían los momentos de más arduo combate en el frente de Madrid. En esas casas, según Luis Buñuel, los milicianos fundaron comunas anarquistas y llamaron a esos espacios "territorio liberado". 

Comprendo a los anarquistas, comprendo a Buñuel. Buñuel piensa en la gran derrota, mientras que los anarquistas piensan y viven según la pequeña victoria.

Imagen de "Las Hurdes, tierra sin pan", documental anarquista de Luis Buñuel

 Luis Ricardo Ramos

No ganarme la vida

#luisricardo

Estoy ilustrando desde una libreta y coloreando en el teléfono. Probablemente lo que hago no se llame "ilustrar" puesto que carece de un texto que acompañar, pero igual, es un dibujo, un monito con una paloma junto, una tuerca zafada, un tipo elegante, una forma de expresión, un llamado urgente al sicoanálisis, una provocación hacia los estudiantes, una validación tácita del sistema político en el que vivimos --quizá, ojalá lo contrario--, una forma de no ganarme la vida.

arte #luisricardo


Luis Ricardo Ramos