Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta polĂ­tico. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos polĂ­ticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones polĂ­ticas.
El analfabeta polĂ­tico es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la polĂ­tica.
No sabe que de su ignorancia polĂ­tica nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el polĂ­tico corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.