Memories are made of this

Raúl se acordará que me dormí en esta película (La sensualidad de Veronika Voss) en el Cinemaxx 3 de Berlín. Yo pensaba qué maravilla, despiértenme.

2 comentarios:

  1. Me acordaré. Pero es que, como bien apuntaste, esos cines son de primer mundo, tienen asientos enfermamente cómodos. El público guardaba silencio. Nadie podía entrar a la sala si la película ya había comenzado. Estaba la vendedora de periódicos más hermosa del mundo. Las señoras iban al cine. Nadie se la daba de artista, aunque había puros verdaderos artistas. Gran película. Gracias por ir conmigo. Mira, el boleto:
    http://bp0.blogger.com/_tA88K7uYDy4/RcAcGgEYwvI/AAAAAAAAABc/FnFFsfqXOYA/s1600-h/Foto+32.jpg

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio