Clase magistral de Ayala Blanco en el Ficco

Jorge Ayala Blanco, crítico y analista cinematográfico dio una clase magistral en el marco del Festival Internacional de Cine de la Ciudad de México, el FICCO. La clase, ceñida a una hora y media por los organizadores, debía analizar una de las películas que pasaron esa mañana en el festival, la filipina "Indio Nacional", de Raya Martín.

Ayala presentó sus categorías de análisis (el único analista del foro de análisis que presentó categorías además de rollo). Categorías de espacio, de tiempo, de tipos de secuencia, de uso estructural del sonido. "La película que sólo se ve una vez, no puede ser analizada, está en la hipnosis del primer vistazo".

Luego, fiel a su estilo, abordó "Indio Nacional" en contrapunto con su obsesión de la semana, la teoría de montaje de Pudovkin apreciable en "El fin de San Petersburgo".

Pudovkin y la intensificación de las emociones a través del detalle. (Plano de las manos de un campesino que sostienen y comen una bola de masa). Martín y el plano eterno de un hombre de espaldas, a la distancia, que se va por el camino. Negación del montaje.

Pudovkin y la alternación del trabajo en el campo y el trabajo de parto. Martín y el niño campanero (el indio nacional) una y otra vez. Alternación de sí mismo.

Para cuando íbamos a llegar a los niños observando el eclipse en la película de Raya Martín y al siguiente tipo de montaje de Pudovkin, el tiempo se había acabado. "Eso, lo analizan en su casa", finalizó Ayala Blanco. La sala llena, guardó silencio. Nadie iba a analizar nada en su casa, quizá, unos minutos después, el respetable iba a cerrar la boca.

5 comentarios:

  1. El mejor crítico de cine del planeta. Punto.

    Ojalá nos dure un par de décadas más.

    ResponderEliminar
  2. ¿a dónde se fue tu blog ricardo?

    ResponderEliminar
  3. no sé.

    a) estuvo en el cielo de sirako.
    b) under attack.
    c) no había pagado el hosting.
    d) todas las anteriores.

    ResponderEliminar
  4. Fue un placer conocer al gran maestro Ayala en persona, y ver cómo tu y fuentes se ponían nerviosos mientras hablaban con él. Un día les voy a hacer un video para que vean cómo les cambia el tono de voz al hablar con él. Se ponen cariñosos y vulnerables al mismo tiempo. Que maravilla!!!

    ResponderEliminar

Archivo en precipicio